Perro Morkie - The Maltés Yorkie Mix

ANUNCIO



El Morkie es un perro de raza pequeña que es un cruce entre un Yorkshire Terrier y un Maltés. Estos perros son inteligentes y leales, y se adaptan mejor a una persona o una pareja que vive en una casa o apartamento pequeño. Aunque son juguetones y amigables, necesitan mucha atención y pueden volverse emocionalmente dependientes de su dueño. No requieren mucho ejercicio, pero se llevan bien con otros perros pequeños y se adaptan a distintas situaciones. También se puede saber que un Morkie tiene plena confianza, a pesar de su pequeño tamaño de bolso de mano.

Si está interesado en aprender más sobre la raza Morkie y si sería el perrito adecuado para usted, siga leyendo a continuación.



Historia del Morkie - Maltés Yorkie Mix

Al criar dos razas populares de perros, un Yorkshire Terrier y un Maltés, los criadores pueden elegir las mejores características de cada raza. Tanto el Yorkshire Terrier como el Maltés son razas populares en los Estados Unidos hoy en día y ambos se clasifican favorablemente en las categorías de pura raza en el American Kennel Club. Sin embargo, el AKC no reconoce a un Morkie.

Origen de la raza



El Morkie se crió por primera vez en la década de 1990 y se originó en los Estados Unidos. Desde entonces, se han convertido en uno de los perros cruzados más populares hasta la fecha. Particularmente saltaron a la fama en 2007 cuando Britney Spears era conocida por comprar Yorkies.

Debido a esto, alcanzaron su pico de popularidad en 2008 como perros falderos de diseño. Originalmente conocido como Yorktese, también se les ha llamado Morkshire Terrier y Maltés Yorkie Mix. Fueron criados para ser un perro cariñoso, seguro de sí mismo y de poco pelo, pero sigue leyendo para conocer más sobre sus características y el temperamento de Morkie.

Caracteristicas



Los Morkies normalmente nacen en camadas de aproximadamente tres o cuatro, pero algunas camadas tienen solo dos cachorros. Debido a su condición de pequeño diseñador, un cachorro de Morkie puede costarle entre $ 1,500 y $ 3,000.

Con ambas razas parentales muy pequeñas (menos de 10 libras), no es de extrañar que el Morkie también sea un perro muy pequeño. Con muchas razas cruzadas, el perro macho no puede ser más grande que la hembra, porque esto puede causar problemas de reproducción. Sin embargo, debido a que tanto los Yorkshire Terriers como los Maltés son perros pequeños, no importa qué padre sea de qué género cuando se reproduzcan.

Apariencia

Con cada raza de Morkies, no siempre estás seguro de qué características obtendrás. Los Morkies pueden variar en tamaño desde 4 libras o 10 libras y pueden parecerse más a su padre Yorkshire Terrier de su padre maltés; varía de una camada a otra. Esta es una de las razones por las que un Morkie no es reconocido por el AKC, porque no son de raza pura y tienen patrones de reproducción inconsistentes.



Los tamaños y pesos más comunes para un Morkie son de 7 a 10 'y de 6 a 12 libras para un macho, y de 6 a 8' y de 4 a 8 libras para una hembra.

Saco

A pesar de las inconsistencias en la cría, una cosa por la que tanto los Yorkshire Terriers como los malteses son conocidos son sus abrigos. Los Yorkies son conocidos por tener el pelo largo, mientras que los malteses son conocidos por su pelaje blanco y su pelaje hipoalergénico. Lo más probable es que tu Morkie tenga una sola capa larga y suave hecha de pelo, no de piel.

Su pelaje es hipoalergénico, lo que los hace perfectos para personas con alergias. No pierden pelo (ni pelo), ¡así que no encontrarás pelo de perro por toda la casa!

Color

Los Morkies pueden variar el color de su pelaje. Los colores más comunes para los Morkies son negro, negro y fuego (de su padre Yorkshire Terrier), marrón, fuego y blanco sólido (de su padre maltés).

Nunca se sabe de qué color de pelaje podría tener un Morkie, razón por la cual son tan deseables y conocidos como perros de diseño. A medida que su perro envejece, es muy probable que su coloración se vuelva gris plateada.

Temperamento

Aunque es un perro pequeño, un Morkie tiene una gran personalidad y mucho carácter. Suelen desconocer su pequeño y frágil tamaño, y tienen mucha energía y una personalidad amable y cariñosa. También es un perro muy excitable y curioso.

El Morkie se unirá a una persona y formará un vínculo muy rápidamente. Esto solo causa problemas ya que son un verdadero perro faldero, ¡y les encanta estar en tu regazo! Si no los entrena adecuadamente desde que son cachorros, esto puede causar problemas, ya que serán demasiado pegajosos y querrán estar a su lado todo el tiempo. Sufrirán de ansiedad por separación que, a su vez, puede causar problemas de comportamiento. A continuación, entraremos en más detalles sobre cómo entrenar a su Morkie.

Debido a que los Morkies tienen mucha energía, les encanta jugar y correr, especialmente en interiores. Su temperamento es fuerte, lo que significa que tienen mucha confianza y no tienen miedo, por lo que se llevarán bien con otras mascotas, especialmente con perros y gatos del tamaño de una sonrisa. Es mejor que no estén emparejados en un hogar con perros mucho más grandes que ellos. Aunque se llevarán bien, el perro más grande puede dañar accidentalmente a su frágil Morkie.

Vale la pena mencionar que a tu Morkie le encantará ladrar. Estos ladridos serán un signo de atención cuando sientan que los estás ignorando. Si no los entrena desde una edad temprana y les dice que los ladridos no son deseables, esto puede convertirse en un gran problema de comportamiento.

Esperanza de vida

Los Morkies tienen una esperanza de vida excepcionalmente larga, y algunos viven más allá de los 15 años. Eso es más de 76 años en años humanos. El rango de vida útil normal de Morkies es de 10 a 15 años.

Problemas de salud conocidos

Debido a que el Morkie es una raza cruzada, es difícil saber si heredarán problemas de salud o si la reproducción eliminará algunos conocidos por sus padres. Como mencionamos anteriormente, tienen una excelente vida útil que heredan de su padre Yorkshire Terrier. Sin embargo, esta esperanza de vida puede verse afectada por su dieta, ejercicio y salud mental.

La mayor preocupación de tu Morkie es su fragilidad. Debido a que son tan pequeños, es importante que seas amable con tu Morkie. Esto puede significar que un hogar con niños pequeños puede no ser el mejor entorno para que su Morkie crezca.

Otros problemas de salud que pueden heredar se relacionan principalmente con los ojos, los oídos y la boca. Es muy probable que hereden manchas de lágrimas, marcas de color marrón oscuro o negro, alrededor de los ojos de su padre maltés. También pueden sufrir colapso traqueal, cataratas, glaucoma y estornudos inversos.

El colapso traqueal es una enfermedad progresiva de la tráquea de su perro que generalmente ocurre en perros más pequeños y causa problemas respiratorios, tos frecuente y dificultad para comer. Las cataratas pueden causar problemas de visión y el glaucoma puede dañar los nervios ópticos del ojo. Los estornudos inversos no son dañinos, pero pueden ser angustiantes para su perro, ya que provocan arcadas y una respiración rápida forzada.

Sin embargo, no es seguro que su perro desarrolle estos problemas de salud y puede asegurarse de comprar a criadores de renombre para reducir el riesgo.

Vida diaria

Ahora que conoces las características y el temperamento de un Morkie, es hora de ver cómo es cuidarlo. Esto incluye su dieta, ejercicio, aseo y entrenamiento.

Alimentos y Dieta

Hemos hablado de lo pequeño que es un Morkie, ¡pero esto no significa que no tenga buen apetito! Podrían consumir fácilmente su propio peso en croquetas, pero esto ciertamente no significa que deba permitírselo.

Siempre debe asegurarse de seguir las sugerencias de porciones recomendadas para el tamaño de su perro en la parte posterior del paquete de alimentos. Por supuesto, la cantidad de comida para perros que les des va a cambiar dependiendo de su edad y su peso. Los perros más pequeños generalmente requieren 40 calorías por libra de peso corporal, y un Morkie normalmente pesa entre 4 y 8 libras. Esto significa que deben comer entre 200 y 300 calorías al día, o de 300 a 500 calorías al día si son cachorros. ¡Esto también incluye sus bocadillos!

Debe comenzar su Morkie con cuatro comidas al día y durante los primeros seis meses reduzca esto a dos comidas al día. Su dieta debe ser siempre equilibrada y lo mejor para esta raza son las croquetas secas de alta calidad. Una croqueta seca también ayuda a la higiene dental de su perro.

Ejercicio

Un Morkie no requiere mucho ejercicio físico. Esto significa que no es la mascota perfecta si quieres que un perro vaya de excursión o corra contigo. En general, los Morkies solo necesitan unos veinte minutos de ejercicio físico al día, lo que puede ser un paseo suave por el parque local. Debido a que son tan pequeños, es mejor mantener a su Morkie con una correa cuando los lleve a caminar para evitar lesiones.

Es mejor pensar en los Morkie como enérgicos que atléticos. A ellos les encanta jugar dentro de ti, especialmente atrapar y lanzar, pero es mejor hacerlo durante 10 minutos a la vez. Nunca debe sobrepasarlos porque esto puede causar serios problemas de salud dentro de su cachorro.

Compatibilidad familiar

Los Morkies son conocidos por llevarse bien con otros perros de la familia porque son muy sociables y confiados. Sin embargo, debido a su naturaleza leal y la forma en que se unirán a una persona, es mejor que los Morkies sean mantenidos por un individuo o por una pareja.

Si bien pueden ser excelentes mascotas familiares, no se recomienda tener un Morkie en la misma casa donde viven los niños pequeños. Esto se debe a que los Morkies son perros muy delicados que pueden lastimarse fácilmente y los niños pequeños pueden ser demasiado rudos con ellos. Asimismo, por esta razón, tampoco deben permanecer en la misma casa que los perros que son mucho más grandes que ellos.

Los Morkies se adaptan mejor a una casa pequeña o un apartamento donde tienen espacio para jugar contigo. No necesitan mucho espacio al aire libre porque no requieren demasiado ejercicio físico todos los días.

Formación

Tu Morkie será inteligente pero terco a la hora de entrenar. Esto significa que el entrenamiento negativo o repetitivo no les irá bien. El entrenamiento es muy importante para este perro para que no muestre problemas de comportamiento disruptivos más adelante en la vida, especialmente ansiedad por separación. Sin embargo, debes entrenar de la manera correcta.

El entrenamiento con tu Morkie debe basarse en el juego y el refuerzo positivo. Tienen altos requisitos de atención, por lo que cada miembro de su familia que va a vivir con su Morkie debe capacitarlos. Puede utilizar alimentos, golosinas y elogios como recompensas positivas.

criadores de perros nativos americanos

Aunque el adiestramiento será más fácil si tienes experiencia adiestrando a un perro pequeño como un Morkie, adiestrarlo por primera vez no será difícil. Solo requerirá su paciencia y su unidad de atención que Morkie comprenda.

Socializar

A tu Morkie no le encantará nada más que ser un perro faldero toda su vida, pero no se recomienda. Esto puede provocar ansiedad por separación cuando tiene que salir de casa sin su Morkie, y puede causar muchos problemas de comportamiento. Es por eso que la socialización temprana de su cachorro es importante.

Debes socializar a tu Morkie con otras personas y perros, además de presentarles diferentes sonidos, olores, lugares y animales. Esto los ayudará a no apegarse demasiado a usted. También socializarán bien con otros perros de la familia.

Si estás luchando por socializar a tu Morkie o no puedes, siempre puedes llevarlo a una clase de socialización de cachorros. Esto también ayudará con sus ladridos.

Aseo

Mencionamos anteriormente que un Morkie tiene un pelaje hipoalergénico, lo que significa que no se muda y es perfecto para aquellos que tienen alergias. Su cabello largo requerirá un cepillado diario para evitar nudos y enredos y deberán bañarse mensualmente para mantener su piel y pelaje saludables. Recuerde siempre usar un champú para perros en lugar de un champú para humanos. También se recomienda un viaje al peluquero mensualmente para su Morkie.

Al preparar a su Morkie, es importante prestar atención al cabello alrededor de los ojos, los pies y las piernas para evitar la acumulación de suciedad. También debe cepillarse los dientes un par de veces a la semana para ayudar a mantener a raya la caries dental y la enfermedad de las encías.

Preguntas frecuentes de Morkie

¿Es un Morkie agresivo?

No se sabe que un Morkie sea un perro agresivo. Mencionamos anteriormente que se apegan a una persona y creen que es su maestro, y sin la capacitación adecuada, esto puede llevar a problemas de comportamiento provocados por la ansiedad por separación cuando no están con su 'maestro'. La falta de entrenamiento también puede ser la causa de los ladridos dentro de su Morkie, pero esto se debe a la frustración y la búsqueda de atención.

Tu Morkie estará enérgico y querrá jugar, pero no será agresivo. Entrénelos correctamente y tendrás un perro muy cariñoso y leal.

¿Un Morkie es un buen perro de familia?

Un Morkie puede ser un gran perro familiar cuando se le presenta el entorno adecuado. Necesitarán socializar adecuadamente desde una edad temprana para que no se apeguen a una persona en la casa más que a otra, lo que puede resultar en un comportamiento indeseable y ansiedad por separación.

Los Morkies se llevan muy bien con otros perros, especialmente con perros de su propio tamaño que no serán demasiado rudos con ellos. Debido a su pequeño tamaño, son muy frágiles, por lo que no se recomienda una casa con niños muy pequeños que puedan ser demasiado agresivos y juguetones con ellos, ya que su cachorro puede terminar lastimándose. Dicho esto, esto no significa que no sean un gran perro familiar para familias con niños mayores.

Resumen

Un Morkie es un perro faldero de raza muy pequeña que es enérgico, leal y divertido. Aunque no requieren mucho ejercicio, les encanta jugar contigo, especialmente en interiores, por lo que son el perro perfecto para casas o apartamentos más pequeños. Entrenar y socializar es imprescindible para evitar comportamientos no deseados, pero su inteligencia lo hace fácil, incluso para aquellos que nunca antes han entrenado a un perro. También se llevan muy bien con otros perros y humanos, y no se sabe que tengan muchos problemas de salud. Recuerde siempre comprar su Morkie de un criador de renombre para evitar características de reproducción peligrosas.